Ciclista jovencita se folla a un extraño en la calle

11:43

Como de costumbre, salí en bicicleta ayer por la mañana. Me ayuda a aliviar el estrés y lo necesitaba después de la noche que tuve. Estaba en un bar y una ciclista jovencita me hizo pagar todas sus bebidas, pero cuando estábamos a punto de follar, la perra desapareció y me dejó con las ganas. Yendo con mi bicicleta por el camino, encontré a una mujer corriendo, al ver que su trasero rebotaba me dieron ganas de follar más. Le dije una o dos cosas, pero se ofendió. Sé que ella quería follar conmigo, así que la agarré cuando estaba distraída y empujé mi polla con fuerza. Al principio, resistió un poco, pero rápidamente cedió y comenzó a disfrutar de mi dura polla. ¡Incluso me dio una buena mamada!