Colegiala chupa la polla de su padre para evitar que la castigue

24:49

Hay algunos padres que se pasan de exigentes con sus hijas y luego así salen de putas. Las muy reprimidas se sueltan la melena a la mínima de canto porque lo único que tienen ganas es de vivir nuevas y perversas situaciones. En este caso, la colegiala ha suspendido dos asignaturas en el colegio y su padre está muy decepcionado con ella. La sienta en el salón y empieza a prohibirle cosas hasta que no vuelva a sacar sobresalientes en todas las materias. La chica se muestra muy triste con el castigo tan severo de su padre, pero intenta chuparle la polla para ver si realmente satisfaciéndole de esta manera, es menos estricto.