El regalo de cumpleaños de Lucie Kline fue una enculada salvaje

11:46

Lucie Kline tenía la fantasía de tener sexo duro y salvaje. Siempre se masturbaba imaginándose que se la follaban por la fuerza y le taladraban duro todos los agujeros. Un día, mientras follaba con el novio le contó sus morbos y el chaval, como a los pocos días era su cumpleaños, decidió darle una sorpresa. Cuando fue a saludarla, la llevó al cuarto y empezó a tratarla como a una perra. Le folló la boca mientras la tomaba de la cabeza y, cuando estaba a punto de correrse, la echó sobre la cama, le quitó las bragas y la penetró por el culo sin lubricación. El muy guarro le dió una enculada brutal y le quitó las ganas de volver a tener sexo anal duro para siempre.