Puta checa quiere pagar el taxi con su coño depilado

11:00

Cuando fui a buscar a un pasajero a su casa hoy, no pensé que iba a ser una puta checa. Otra cosa que no pensé fue que apenas subiría al taxi, mediría que su profesión era ser una prostituta. Pero esto fue lo primero que me dijo cuando me vio. Lo segundo era que no tenía dinero, así que quería pagar el taxi con sexo. Aparentemente no tenía prisa porque dijo que durante media hora podría follarla en un taxi. Así que fui a otro lugar para recibir mi compensación. Me mostró sus tetas y luego bajó la cabeza para hacerme una mamada. Metí mis dedos en su coño depilado y me di cuenta de que estaba mojada. Para estar más cómodos, fuimos a la parte trasera del taxi donde la penetré tantas veces como quise.