Rachael Madori se merece el castigo de su padrastro porque es una puta

08:02

Cuando las niñas son un poco rebeldes y no hay forma de que se les pueda hacer escuchar la razón, los padres a veces también pueden perder la paciencia. Y eso es comprensible, porque no saben qué hacer y sienten que están fuera del negocio. Bueno, este padrastro está harto de las acciones y el comportamiento de su hija. Si Rachael Madori quiere ser puta y chupar pollas, bueno, él hará cualquier cosa para complacerla. El padrastro la persigue hasta su habitación y comienza a bajarse los pantalones. Él también puede ser su amante y así ella sabrá lo que significa un hombre en su vida. Ella se resiste al principio pero lo cierto es que una vez que siente el prepucio en la boca y ve que el pene se endurece poco a poco, empieza a excitarse.