Sexo en el tren con una joven japonesa

05:03

Me gustan las chicas jóvenes, soy mi debilidad y afortunadamente puedo tener a todos los adolescentes que quiero, gracias a mi dinero. Nadie me dice nada, cuando saben que soy el CEO de una empresa, me dejan hacer lo que quiero. Justo como lo que hice en este tren. Me acompañaba una colegiala japonesa dulce y bonita, y no pude resistirme, quería meterle la lengua en el coño. Le subí la falda y comencé a tener sexo oral, agarrándole el culo mientras ella gritaba de placer. Luego la senté y le abrí las piernas. Quería meter mis dedos en su coño. Estaba avergonzado porque estábamos en público, pero nadie podía detenernos. Entonces, le dije que no se preocupara y que me hiciera una mamada.